Francisco Martínez Mojica, Hijo Predilecto de Elche por su contribución a la ciencia

– Sus investigaciones están permitiendo desarrollar una tecnología de ingeniería genética que aprovecha el proceso natural del sistema inmune de las bacterias para la prevención y la cura de enfermedades como la diabetes, el cáncer o la distrofia muscular, entre muchos otros trastornos genéticos

Un Salón de Plenos abarrotado acogió el acto institucional por el que Francisco Martínez Mojica (Elche, 1963) ha sido nombrado Hijo Predilecto de la ciudad. Un reconocimiento a su labor como investigador y por su contribución a la ciencia como el descubridor de un avance científico de relevancia mundial que está revolucionando la biología molecular y que está permitiendo desarrollar una tecnología de ingeniería genética que aprovecha el proceso natural del sistema inmune de las bacterias para la prevención y la cura de enfermedades como la diabetes, el cáncer, la distrofia muscular, entre muchos otros trastornos genéticos.

Antes que él fueron nombrados en la etapa democrática José Ferrández Cruz (1987), Antonio Martínez Maciá “Pin” (1996), Sixto Marco Marco (1999). Con posterioridad a Mojica fue nombrado Hijo Predilecto, el pasado 7 de septiembre de 2018, Vicente Verdú Maciá.

Cabe resaltar que el nombramiento de Hijo Predilecto de la ciudad es la máxima distinción que contempla el reglamento municipal de honores y distinciones.

“Distinguir al doctor Mojica como Hijo Predilecto de Elche es una forma de premiar un perfil humano que aúna un talento extraordinario con una humildad fuera de lo común”, ha dicho el alcalde, Carlos González, quien ha añadido que “los ilicitanos e ilicitanas nos sentimos profundamente orgullosos de contar entre nosotros con un eminente profesor y microbiólogo que refleja, como pocos, los valores del esfuerzo, de la constancia, de la perseverancia y la tenacidad aplicados al ámbito de la investigación científica y que conllevan el empeño firme, inquebrantable, por alcanzar las metas propuestas”.

Ha sido el doctor Justo Medrano, académico de Número de la Real Academia de Medicina de la Comunidad Valenciana, quien ha dado lectura de la “laudatio” repasando los numerosos logros científicos de Mojica y su valor humano.

El homenajeado, ha comenzado su intervención asegurando que “esta es una excelente oportunidad para agradecer a muchísima gente que se lo merece lo que han hecho en distintos ámbitos para que esté yo hoy aquí. En pocas ocasiones he tenido delante de mí a casi todos los que desearía que estuviesen”.

“Este es un reconocimiento muy especial. No es uno de esos premios que se dan cada año”, ha dicho el investigador añadiendo que “dos nombramientos en cuarenta años y que haga dos décadas del último da buena prueba de lo exquisito que es ser Hijo Predilecto y esto aumenta más la sensación enorme que tengo, ese grandísimo honor de recibir la distinción más alta de un ayuntamiento”.

El investigador ha concluido su interevnción mencionando a sus amigos y asegurando que “aunque la semana que viene recibiera una llamada diciendo que me habían otorgado el Nóbel, les puedo decir que si esto ocurriera en ningún caso permitiría perder lo que da valor a todo lo demás, la relación con todos vosotros. Es algo que nunca podría sacrificar por nada más”.

Noticias relacionadas:

  1. El arte y la ciencia se dan la mano en la exposición de Roberto López que acogerá la Casa Bardín hasta abril
  2. Mes del dormitorio juvenil en El Outlet del Mueble
  3. Ilicitanos por Elche lamenta que no se hayan acometido ninguna de las mejoras comprometidas con la Asociación Parkinson Elche



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.