Gato montés en el Pantano

/
5 Visualizaciones
4 minutos de lectura

El estudio de biodiversidad detecta la existencia por primera vez del gato montés en el Pantano y la presencia de gran riqueza en flora y fauna. Las consecuencias del cambio climático han provocado la poliferación del mosquito tigre y los cambios en el hábitat de las aves migratorias.

Desde hace cuatro años el Ayuntamiento de Elche y la oficina ambiental de la Universidad Miguel Hernández (UMH), vienen desarrollando un proyecto que tiene como objetivo preservar y estudiar la biodiversidad del Pantano, así como lograr una categoría de protección ambiental a nivel local y europeo. Debido a la importancia de trasladar la trascendencia de los datos recogidos en el último informe realizado en 2019, la concejalía de Medio Ambiente, Esther Díez, acompañada del coordinador del área, Juan Carlos Aranda, y los miembros de la oficina ambiental de la UMH, Pablo Perales, y Debora Antón, ha señalado que la investigación ha permitido constatar la presencia de gran riqueza en flora y fauna. Concretamente, durante el estudio se ha descubierto por primera vez la existencia del gato montés en el Pantano, un hallazgo que refuerza el trabajo para que el enclave se declare como Paraje Natural Municipal, que es el objetivo que persigue la concejalía.

Respecto a la flora, el asesor del proyecto, Pablo Perales, ha explicado que se ha incrementado el número de especies a 382. Este año se ha ampliado la distribución de muchas de ellas. Según ha destacado Perales “la orquídea gigante es una de las especies protegidas más vistosas y se ha hecho el seguimiento para su protección, así como el de otras”. También han tenido gran protagonismo los hongos debido a las pasadas fuertes lluvias propiciadas por la DANA.

Además de vegetación, según ha explicado Perales, existen numerosas variedades de reptiles como el sapillo moteado, la culebrilla ciega o el eslizón ibérico.

Las consecuencias del cambio climático también han provocado la proliferación del mosquito tigre y los cambios en el hábitat de las aves migratorias. El investigador ha asegurado que se ha reducido el número de especies acuáticas, sin embargo, ha proliferado hasta 14 ejemplares de la cigüeña blanca. También se han vuelto a encontrar después de dos años sin su presencia aves como la malvasía cabeciblanca, una especie de pájaro en peligro de extinción que registró en este último informe su mayor número desde que se inició el proyecto.

Perales, ha indicado que incluso existe una población de Carraca europea, un ave que también está protegida y ha informado sobre los primeros anillamientos científicos realizados con los que ha sido posible conocer mejor la riqueza ornitológica de este enclave urbano, aumentar los datos y la información sobre la estrategia de migración de las aves como el Martin pescador.

Otros animales también han llamado la atención últimamente, como los murciélagos o la aparición de nutrias en una de las estaciones de seguimiento y detección de mamíferos, que se han establecido en el espacio natural para detectar la presencia de fauna en el carrizal.

Anterior Noticia

Comienzan las obras del andén peatonal-ciclista en La Hoya

Siguiente Noticia

Los bomberos visitan el Hospital de Elche para conocer sus instalaciones y mejorar su actuación en caso de emergencia

Últimas desde Blog

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.