Los alumnos del Colegio de Pusol recrean la elaboración del pan a la manera

Se han utilizado los elementos antiguos con los que se producía el pan en todas las casas.

Este miércoles por la mañana los alumnos de quinto y sexto curso del Colegio de Pusol han elaborado pan con sus propias manos, pero lo han hecho a la manera tradicional: usando la pastera y el horno de leña.
Han conocido la costumbre que existía antiguamente en la mayoría de las casas del campo, en las que el ama de casa elaboraba el propio pan para la familia cada cuatro o cinco días. Para ello existía una estancia anexa a la cocina llamada el ‘pastaor’, precisamente porque en ella se amasaba, amén de utilizarse como despensa. El elemento indispensable para hacer la masa era la artesa, que en valenciano se denomina ‘pastera’, un gran recipiente de madera de forma rectangular dentro del cual se amasaba.
Acto seguido han comenzado con la práctica, amasando primero en la artesa o pastera, dejando que la masa creciera para luego moldear los panes uno a uno y colocarlos sobre una tabla envueltos en un gran paño llamado ‘mandil’, dejando nuevamente que la fermentación hiciera ‘subir la masa’. Por último los han introducido en el horno de leña tradicional que se encuentra en el jardín del Museo Escolar de Pusol.
Esta actividad está enmarcada dentro del proyecto pedagógico que involucra a los niños de Pusol en la recuperación de la cultura tradicional, y que procura que las nuevas generaciones conozcan y valoren el rico patrimonio inmaterial que les rodea.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.