Día Mundial del Prematuro

  • La UCI Neonatal ilicitana es referencia de los departamentos de Vinalopó, Torrevieja y Orihuela
  • Del total de bebés prematuros atendidos, 150 nacieron en el hospital ilicitano y 90 en otros departamentos

La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Hospital General Universitario de Elche atendió en al año 2021 a 240 bebés prematuros. De ellos 150 fueron nacimientos en el Hospital y el resto provenía de otras áreas sanitarias.

El motivo de estas cifras de partos prematuros, que se suelen mantener año tras año, es que el Hospital de Elche es centro de referencia del Departamento de Orihuela, de Torrevieja, del Hospital del Vinalopó y del IMED, al no disponer éstas áreas de UCI Neonatal y no poder prestar asistencia a partos por debajo de las 34 semanas y de mayor complejidad.

Estos datos han sido dados a conocer con motivo del Día del Prematuro que se celebra hoy 17 de noviembre.

Para celebrar el día, se han repartido dibujos conmemorativos para colorear a los niños/as de las consultas. El dibujo ha sido realizado por la madre de una bebé prematura que estuvo ingresada en la UCI Neonatal del hospital y que ha querido colaborar así con el día mundial.

La Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del Hospital General Universitario de Elche atiende a 240 bebés prematuros al año

Además, las profesionales de la planta se han realizado fotos con un marco conmemorativo que han sido difundidas en redes sociales

Prematuridad

En todo el mundo, 15 millones de bebés nacen prematuros. En el territorio valenciano el 7,2 % de los niños que nacen son prematuros, cifra similar a la del territorio del estado español, donde uno de cada 14 niños que nacen es prematuro. Los especialistas no conocen totalmente las causas sobre el porqué ocurren este tipo de nacimientos.

UCI Neonatal ilicitana

De las 41 camas que tiene asignadas el Servicio de Pediatría, 27 corresponden a la Unidad Neonatal: 9 puestos son de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y 18 de Neonatología.

La Unidad cuenta con un equipamiento completo para la atención neonatal de nivel III compuesto por: 14 incubadoras y 2 incubadoras de transporte neonatal con respirador, 4 respiradores para ventilación invasiva y 4 de alta frecuencia, 4 de ventilación no invasiva, 5 de oxígenación de alto flujo, óxido nítrico, monitores multiparamétricos, monitores de saturación de oxígeno de última generación, monitorización de la saturación de oxígeno cerebral, monitor de presión parcial de dióxido de carbono (CO2) en la sangre arterial, monitor la función cerebral con EEGa, etc.

El Dr. José Pastor, Jefe de Servicio de Pediatría del hospital ilicitano concreta que “la Unidad cuenta con todas las subespecialidades pediátricas: Electroencefalografía, Ecografía, Cardiología, Neuropediatría, Dismorfología, Digestivo, Neumología, Oftalmología, Endocrinología, Cirugía ortopédica y traumatología, así como de un magnífico equipo de Cirugía pediátrica a 20 Km, en el Hospital de Alicante y disponemos de un transporte neonatal provincial atendido por neonatólogos, que dispone de dos incubadoras con respirador una de ellas localizada permanentemente en nuestro Hospital”.

“La creación de la Unidad de Hospitalización Domiciliaria-línea pediátrica ha permitido también el alta precoz de muchos de estos bebés que se ven beneficiados por los programas de fisioterapia respiratoria entre otros. La Unidad Neonatal sigue las recomendaciones del programa NIDCAP, mantiene un régimen de visitas abierto en la UCIN y se facilita programa canguro a madres y padres,” concluye el especialista.

Método Canguro

El Método Canguro consiste en mantener un contacto continuo y prolongado piel con piel de la madre  y del padre con el bebé. Además de ayudar a fortalecer el vínculo afectivo, se sabe que tiene muchos beneficios para la salud y el correcto desarrollo emocional del bebé.

En el caso de los bebés prematuros, este método ha demostrado que es capaz de reducir el dolor de los bebés nacidos entre las semanas 32 y 36 pero también en prematuros nacidos entre las 28 y 31 semanas, que antes se pensaba que no estaban lo suficientemente desarrollados como para beneficiarse.

Este método también ha conseguido reducir la media de días de ingreso hospitalario de los bebés prematuros. Además de ser bueno para los recién nacidos, este método también aporta beneficios a los padres, que suelen experimentar mucha ansiedad en esos primeros días que el bebé pasa en la incubadora.

Para desarrollar esta labor, la Unidad Neonatal – UCIN cuenta con profesionales con una formación humana y técnica excelente. Además de las 28 enfermeras y 22 Auxiliares de enfermería que cuidan de los bebés, 7 neonatólogos y 4 MIR desarrollan su labor asistencial en la Maternidad, la Unidad Neonatal y la UCIN, pero hay también 4 neonatólogos que participan en el transporte neonatal provincial y colaboran junto al resto de los pediatras y médicos residentes de pediatría del Servicio.

Atención temprana

Uno de los campos en que ha sido pionero el Hospital General Universitari d’ Elx es en la instauración de la atención temprana desde el primer momento a todos los prematuros ingresados en la Unidad.

Se trata del conjunto de intervenciones, dirigidas a la población infantil de 0-6 años, a la familia y al entorno, que tienen por objetivo dar respuesta lo más pronto posible a las necesidades transitorias o permanentes que presentan los niños con trastornos en su desarrollo o que tienen el riesgo de padecerlos.

Además, la unidad ilicitana cuenta con un puesto habilitado para disminuir el daño neuronal en cascada que se produce si las células del cerebro no reciben el riego sanguíneo necesario en los bebés que han sufrido asfixia durante el parto.

Se trata de la denominada hipotermia terapéutica y se lleva a cabo con un nuevo equipo compuesto por un colchón de hipotermia que regula la temperatura del bebé, así como un complejo sistema de monitorización cerebral que indica el estado neurofisiológico del neonato en todo momento.

El personal asistencial, que fue formado y entrenado en la aplicación de esta técnica, realiza un procedimiento que consiste en hacer descender la temperatura corporal del bebé a 33,5 ºC, manteniéndolo así durante 72 horas. Transcurrido ese tiempo, se debe reiniciar el recalentamiento hasta alcanzar los 36,5 grados.

El doctor José Pastor, jefe de Servicio de Pediatría, ha explicado que “la reducción de la temperatura corporal en 3-4ºC (hipotermia moderada) mediante un enfriamiento corporal total, iniciado precozmente (antes de las 6 horas de vida) y mantenido durante 72 horas, es una intervención que se ha mostrado eficaz para reducir la mortalidad y la discapacidad mayor en los niños que sobreviven tras una agresión hipóxico-isquémica perinatal”.

close
¡ENTERATE!

¡Regístrate para recibir las últimas noticias en tu correo electrónico!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies