La Semana Santa ilicitana registra unas cifras de record con 300.000 asistentes a las procesiones

  • Las Aleluyas fue el acto más concurrido, con más de 70.000 ilicitanos y visitantes. Los pasos del Cristo de Zalamea y del Silencio registraron una elevada participación juvenil respecto a ediciones anteriores

La Semana Santa ilicitana ha registrado en 2022 unas cifras históricas de asistencia. Unos 300.000 ilicitanos y visitantes acudieron a los actos programados desde el 10 hasta el 17 de abril. Los datos ofrecidos a mediodía en rueda de prensa por la concejala de Fiestas, Mariola Galiana, quien ha estado acompañada por el presidente de la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades, Joaquín Martínez, han subrayado que la procesión más concurrida fue la de Aleluyas, que logró sacar a la calle a más de 70.000 personas.

Tal como ha detallado la responsable municipal, el día 10, Domingo de Ramos, el desfile de Jesús Triunfante, Fiesta de Interés Turístico Internacional desde 1997, congregó a más de 60.000 personas —récord de la procesión—, entre las que abundaron turistas de, mayoritariamente, Francia, Alemania y Reino Unido; mientras que a las procesiones vespertinas acudieron unas 25.000. El Martes Santo también tuvo alrededor de 25.000 espectadores. Y el Miércoles Santo, pese a que debieron suspenderse cuatro pasos por la lluvia, unos 8.000 presenciaron los del Cristo del Amor y de Jesús Salvador.

El Jueves Santo, cerca de 70.000 ilicitanos y visitantes fueron testigos de las procesiones, destacando la salida y el recorrido del Cristo de Zalamea —con unas 50.000 personas— y del Silencio, en las que brilló la alta participación juvenil respecto a ediciones anteriores. Al encuentro del Cristo de la Fe y de la Esperanza en dicha jornada, la Plaça de Baix tuvo un lleno absoluto con 8.000 asistentes. El Viernes Santo, efeméride de la Trencà del Guió, una de las tradiciones más singulares y esperadas de la Semana Santa ilicitana, un total de 30.000 personas secundaron los eventos procesionales.

Galiana ha agradecido a la familia nazarena representada por la Junta Mayor —integrada por 8.000 personas repartidas en 31 cofradías—, en nombre de toda la ciudadanía, su trabajo, esfuerzo e implicación para que Elche “se luzca” y que la celebración suponga “un impacto económico muy positivo para el comercio, la hostelería y la restauración”. No en vano, según un informe publicado en abril de 2019 por el Instituto de Estudios Económicos de la Provincia (INECA), la Semana Santa de Elche es la más rentable de la provincia, con un impacto económico de 22 millones de euros.

Por su parte, Martínez ha dado las gracias al Ayuntamiento de Elche, en particular a la Concejalía de Fiestas, por todo el apoyo personal y material prestado, máxime tras el paréntesis pandémico. Y que los números de asistencia y participación han superado todas las previsiones, dejando “un buen sabor de boca”. “La respuesta del público ha sido muy positiva, con unas cifras que, creo, jamás se han alcanzado”, ha apostillado el presidente de la Junta Mayor.

Martínez ha reconocido que la entidad que encabeza pronto comenzará con los preparativos para la Semana Santa de 2023, la cual tendrá “un alto grado de normalidad”, ha concluido, manifestando que la decisión de cambiar diez itinerarios procesionales para evitar las aglomeraciones en vías estrechas ha sido acogida satisfactoriamente por hermandades y cofradías, lo que abre la puerta a que en próximas citas dichos trayectos modificados se mantengan en su totalidad o con algunas alteraciones.

close
¡ENTERATE!

¡Regístrate para recibir las últimas noticias en tu correo electrónico!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies