Pentecostés y el Jumelage con Fontenay Le-comte

104 Visualizaciones

Tal día como hoy, 23 de mayo, festividad de Pentecostés, nuestro pueblo hermano de Fontenay Le-Comte celebra desde 1910 su gran fiesta de la Bienal, que cuenta con 111 años de antigüedad, si bien ya en 1908, se celebraba una Fiesta de las Flores con carrozas y música.  El domingo de Pentecostés tiene lugar el gran desfile que reúne a miles de personas procedentes de todos los rincones de la región, y en el que participan los demás pueblos hermanados con esta población de la región de La Vendeé procedentes de Rumanía, Polonia, EE.UU. y Burkina Faso, si bien Crevillent fue el primero en establecer este hermanamiento hace ya 53 años.

Por la noche, se apagan las luces de la ciudad y sale el desfile de las carrozas, un total de 13 correspondientes a los barrios de la ciudad y el Ayuntamiento con la carroza para la reina de Fontenay, con la peculiaridad de que están hechas a mano y están iluminadas, ofreciendo un precioso espectáculo de luz y para finalizar, un gran castillo de fuegos artificiales.

            Crevillent inició el Jumelage (término que designa dos ciudades que se convierten en hermanas gemelas) con Fontenay Le-Comte en 1968 (año en que se inauguró el Paseo de Fontenay en pleno centro urbano), de la mano de sus respectivos alcaldes Fernando Lillo y André Forens, relación que dura ya 53 años durante los cuales han tenido lugar intercambios de estudiantes, culturales, musicales, deportivos, exposiciones y las fiestas de Moros y Cristianos, que ya participaron en la Bienal en  1970.

            Así cantaba el cronista D. Anselmo Mas Espinosa el comienzo del Jumelage, en la cena de despedida a la delegación crevillentina en 1968:

            “ Después de las atenciones exquisitas

            en toda circunstancia y ocasión

            ¡Qué gran afecto cordial y humano!

            ¡Cómo saltaba alegre el corazón!

            Veníamos aquí ¿qué duda cabe?

            dispuestos a un fraterno JUMELAGE,

            a estrechar unos lazos duraderos

            de una amistad fecunda y fraternal.

            Pero los lazos se han hecho cadenas

            fundidas en el mágico crisol

            de vuestro afable trato y cortesía

            de vuestra gentileza y atención.

            Este homenaje vuestro a Crevillente

            que, es vuestro ya por fuero de hermandad,

            abre un camino luminoso y claro

            a nuestro pueblo que, os espera ya.”

            Durante más de cinco décadas, se han forjado fuertes lazos de amistad y fraternidad entre las familias crevillentinas y fontenesienses que aman nuestras tradiciones (Semana Santa, Moros y Cristianos o la playa del Pinet), tanto como nosotros. El próximo año 2022, esperamos regresar a Fontenay y participar en la fiesta de la Bienal.

¡¡Larga vida al Jumelage!!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies