Una tesis de la UMH concluye que la distribución de los espacios educativos facilita las metodologías innovadoras y la sostenibilidad

El diseño de la distribución de los espacios educativos facilita las metodologías innovadoras; genera espacios sostenibles con menor gasto de energía; y promueve una educación responsable con la sostenibilidad, según una tesis de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche. El estudio, pionero en este campo, ha sido defendido por la investigadora del Programa de Doctorado en Medio Ambiente y Sostenibilidad de la UMH.

La tesis busca sensibilizar a los planificadores y diseñadores de los espacios educativos, especialmente de los centros públicos, en los que la investigadora ha ejercido funciones de dirección como en el IES Meditarrània de Benidorm. Los resultados se basan en las necesidades reales detectadas en los usuarios, mediante el diagnóstico participativo, y pone de manifiesto que la actualización de las estrategias y metodologías educativas se ven facilitadas por espacios físicos y virtuales funcionales, bien diseñados y orientados hacia el paradigma de la educación sostenible. La investigación toma como base los objetivos propuestos en la Agenda 2030 de Naciones Unidas; Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) a los que la doctoranda considera como la aplicación del sentido común.

La tesis, dirigida por los profesores de la UMH María Asunción Martínez Mayoral y José Navarro Pedreño, contribuye a marcar el camino para una educación con salud y bienestar (ODS3); una educación de calidad (ODS4), sensibilizando a la administración sobre la importancia de los edificios eficientes y no contaminantes, bajo la promoción de una economía sostenible (ODS7, ODS9, ODS11, ODS12 y ODS13). De esta forma, se logran implantar metodologías de Aprendizaje y Servicio que aumentan las posibilidades de empleabilidad y ayudan a reducir las desigualdades (ODS8 y ODS10). La innovación en infraestructuras y tecnologías de la información y comunicación serían la base del ODS9. Finalmente, para la puesta en marcha de nuevos diseños y estrategias constructivas y de distribución de espacios educativos, se hace necesario generar alianzas entre centros, administraciones, educadores y destinatarios del proceso (ODS17).

En resumen, la tesis marca una ruta a seguir, en la que las actuaciones públicas y las administraciones deben implementar en sus diseños educativos. En concreto, en la creación de nuevos centros y espacios, el paradigma de la sostenibilidad ambiental, fijando metas que ayuden a innovar, fomentar el aprendizaje y la capacidad de adaptación del alumnado. La investigadora afirma que, en definitiva, “se basa en preparar personas, futuros profesionales que deberán ser capaces de solventar problemas y nuevos restos en una sociedad dinámica y cambiante”. En el estudio se acuñan términos como titmoteca y naturteca, encaminados a definir espacios donde las nuevas tecnologías y la sostenibilidad están presentes, un paso más allá de las bibliotecas de aula. Según han señalado los miembros del tribunal, “esta tesis es muy relevante, aunando geografía de la arquitectura, educación y neurociencias, bajo el prisma del medio ambiente, que hace posible una educación integral e innovadora”.

close
¡ENTERATE!

¡Regístrate para recibir las últimas noticias en tu correo electrónico!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies